Curiosidades

El Libro de los Portales

 

– Empecé a desarrollar la idea para este libro en 2007, pero no comencé a escribirlo realmente hasta finales de 2011. Terminé la primera versión en junio de 2012.

– Es difícil explicar cómo surgió toda la historia, porque se trata de una trama compleja que he ido desarrollando a lo largo de varios años. El punto de partida, por supuesto, son los portales. Siempre me ha llamado la atención del hecho de que en los libros, pelis y hasta videojuegos de fantasía aparezcan portales tan a menudo. Los magos los invocan con relativa facilidad, y los portales aparecen de la nada, se abren en el aire y te conducen exactamente al lugar al que querías llegar. Algunos de los magos de mis libros también han recurrido a estos portales un poco “por el morro”, claro que sí, como manda la tradición. Pero siempre quise poder “explicar” un poco más el modo en que funcionaban estos portales. Un día me fijé en los mandalas, y pensé que parecían portales. Así que empecé a imaginar un mundo en el que los portales de viaje, como los mandalas, se dibujaban en superficies lisas y sólidas, en lugar de invocarse y aparecer en el aire. Y así, poco a poco, fui desarrollando la figura de los pintores de portales, su Academia, su método de trabajo, su instrumental, sus normas, sus costumbres… y, sobre todo, su mundo, un lugar en el que los portales de viaje son algo habitual. De esta manera también fui desarrollando la trama y a los personajes de la novela… pieza a pieza, como en un puzle.

– A este proyecto lo llamé desde el principio Proyecto Mandala, por razones obvias, pero no era un título, sino una especie de nombre en clave.

– La verdad es que esta novela nunca tuvo un título. Para mí siempre fue “mi libro sobre portales” o “el libro de los portales”. Incluso cuando ya iba muy avanzada con la escritura, la novela seguía sin tener título, y cuando la acabé, en mi cabeza ya era El Libro de los Portales. Así que tuve que ajustar algunas cosillas en la trama para justificar este título…

– Otra cosa que tardé muchísimo en decidir fue el nombre de Tash. Y aún hoy no termina de convencerme. Relia se llamaba al principio Cilia. Y maese Belban se llamó en sus inicios maese Browad.

– Mi personaje favorito es Tabit. Es mi preferido de este libro, pero también se ha convertido en uno de mis favoritos de todos mis libros.

– Hice mapas caseros de Darusia y también de la Academia, sobre todo para no liarme yo, aunque nunca pretendí que aparecieran en el libro, porque no son necesarios para comprender el argumento. Aquí los tenéis: Darusia y la Academia.

-También hice una lista de símbolos que representaran a las coordenadas para la ilustración de la cubierta, realizada por Víctor Leza. Podéis ver la lista de coordenadas y los valores numéricos aquí; y un ejemplo práctico de las coordenadas de un portal, aquí.

– El libro sale publicado con la editorial Minotauro, por varias razones. Desde jovencita he sido lectora de muchas novelas y sagas publicadas por Minotauro y especialmente por Timun Mas, y soñaba con publicar con ellos. Pero por aquel entonces no editaban obras de autores españoles. Ahora sí lo hacen y, además, hace ya años que conozco a José López Jara, responsable de ambos sellos (antes eran editoriales independientes, y ahora son sellos de un mismo grupo editorial), y nos llevamos muy bien. Así que realmente tenía muchas ganas de trabajar con ellos. En principio mi propuesta fue para Timun Mas, editorial en la que se publicaron prácticamente todas las obras de Margaret Weis y Tracy Hickman que tuve ocasión de leer cuando era adolescente; pero me explicaron que, debido a la nueva orientación del catálogo de ambos sellos (en Minotauro publicarían a los autores españoles, mientras que Timun queda sobre todo para licencias), mi libro encajaba mejor en Minotauro, y allí se quedó.

– Para el lanzamiento del libro, la editorial Minotauro preparó un booktrailer que podéis ver aquí.

© 2017 Laura Gallego | Aviso Legal